Reseña: Te quiero, baby. Isabel Keats. [Novela romántica]

Unknown

Título: Te quiero, baby.

Autor: Isabel Keats.

Editorial: HQÑ.

Número de páginas: 176.

Sinopsis: Raff Connor, un americano con más dinero que buen gusto, está decidido a encontrar a la mujer de sus sueños y a casarse con ella en menos de tres meses. Así que contrata a India Antúnez del Diego y Caballero de Alcántara, una joven de una de las mejores familias de Madrid venida a bastante menos, para que pula sus modales.

A India le sorprende semejante encargo, pero a una mujer como ella, viuda y con dos personas a su cargo, que está hasta el cuello de deudas, no le queda mucho donde elegir.

India pronto descubre que Raff es un gigantón con un sentido del humor hiperdesarrollado, y esos tres meses a su lado serán unos de los más divertidos que recuerda; sin embargo, no todo son risas en su vida, y no tendrá más remedio que hacer frente a algunos fantasmas del pasado que se empeñan en atormentarla.

Opinión personal:

Voy a empezar diciendo que Isabel Keats es para mí un modelo a seguir. Sabe desarrollar los personajes con naturalidad haciendo que te los creas y que los visualices claramente en tu cabeza. Raff Connor me ha intrigado durante toda la novela y aunque Isabel lo ha descrito como un grandullón entrañable también ha sido capaz de dejar entrever ese lado de hombre decidido y peligroso que se las apaña tan bien para disimular delante de India (nuestra protagonista).

Quizá puedo poner dos pegas muy sutiles:

  1. El principio, me descuadra bastante y todavía no sé por qué. Sólo me ha ocurrido hasta el momento que India conoce a Raff, entonces la novela va como la seda, como lo sabe hacer Isabel Keats.
  2. Que India no se plantée en casi ningún momento sus sentimientos hacia el grandullón excepto al final. Aquí añadiría algo pero no quiero hacer spoiler, je je.

 

Y salvando esos dos puntos, esta novela me ha tenido día y medio pegada a la pantalla del Kindle (que conste que yo lo leo casi todo en el ebook porque lo puedo llevar a todas partes en cualquier bolso y en él me caben todos los libros que quiera llevar, lo cual no es posible con los ejemplares físicos).

 

Ahora hablemos un poco de los personajes:

 

La tata me encanta, es auténtica. La manera que tiene de proteger a India a pesar de que ésta haya tenido una etapa frívola de su vida y haya cometido errores es enternecedora. La tata es la mujer a la que todo el mundo querría tener cerca cuando la vida se le hace un poco insoportable. Y no porque sepa cocinar y dé buenos consejos, si no porque sabes que va a estar ahí, a tu lado, aunque pienses que no mereces ni un poquito de amor. Me gusta la tata.

 

Sol. La hija de India. Ajena a los problemas de su madre, sonriente y muy lista. Nos devuelve al mundo, por así decirlo. Cuando Isabel nos tiene absortas en los pensamientos en bucle de la protagonista, aparece Sol diciendo: soy una niña pequeña que no tiene culpa de nada y pienso que la vida es bonita. Y entonces la quieres.

 

El marqués de Zúñiga. Un hombre. Bueno, más que hombre, cucaracha. Creo que es un personaje que aunque aparece pocas veces en la novela, le debemos mucho de lo que ocurre en ella. Un villano muy bien llevado. Digno de odiar, por supuesto.

 

Y Raff Connor. Nuestro Raff. Me encanta. Quizá porque yo también soy una de esas mujeres que le gusta sentir seguridad cuando tiene a un hombre al lado. Raff trata a India muy bien, la respeta y se ríe con ella. Es raro encontrar últimamente protagonistas masculinos que traten así de bien a las chicas de las novelas. El respeto, la conversación, el buen humor… La besa alguna vez sin su consentimiento, sí, pero con cariño, con cara de niño bueno, pidiendo permiso con los ojos. Al menos así me lo imagino yo.

No hace falta decirle barbaridades sexuales a la pobre India para conquistarla y eso se agradece. ¡Gracias Isabel!

 

Álvaro. Ese hombre guapo y encantador, pero débil. ¿Y por qué débil? Porque no quiere a nadie. Es un hombre que vive para sí mismo. Egocéntrico. Me atrevería a decir que con la autoestima baja y sin motivos para llevar una vida digna. En la novela es el difunto esposo de India y al final se ve la verdadera cara de la historia.

 

Y por último nos quedan Lucas y Candela. Los amigos de la infancia de India. Son absolutamente entrañables. Todos saben lo que ellos sienten excepto ellos mismos. Parecen graciosos pero a veces una piensa: ¿y no se están haciendo más daño comportándose como si siguieran siendo críos? Es la parte bonita de estos secundarios, que nos hacen ver que si dejásemos el orgullo a un lado podríamos ser más felices.

He de decir que este libro me ha fascinado. Muchas gracias Isabel por escribir esta novela. Tardé en leerla porque su lanzamiento me pilló de exámenes y algo bajita de moral, pero una vez que estuve a pleno rendimiento, cogí mi Kindle y la devoré. Casi me arrepiento de haberla tenido tanto tiempo a mano sin saber los tesoros que escondía dentro.

Puntuación: 5/5.

La podéis encontrar en Amazon y en físico en librerías. ¡El otro día la vi en el Carrefour y me emocioné!! Ay.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>